ePrivacy and GPDR Cookie Consent by CookieConsent.com

Protege tu piel del sol y otras agresiones externas.

El sol es nuestro mejor amigo para prevenir los déficits de vitamina D, pero también es el principal factor de envejecimiento de nuestra piel. La exposición al sol sin crema con protección solar es la responsable de la aparición de arrugas, manchas y enfermedades cutáneas como el cáncer de piel. Si quieres evitar los signos prematuros de envejecimiento debes incluir en tu rutina diaria una crema hidratante con protección solar durante todo el año. ¿Quieres saber por qué?

Crema hidratante con protección solar. ¿Cómo y cuándo protegerse del sol? 

Necesitas el sol para prevenir la falta de vitamina D y la osteoporosis. Los expertos aconsejan 20 o 30 minutos al día para cubrir las necesidades diarias. El resto de exposición a los rayos ultravioletas (UVB y UVA) es nociva. Todas somos conscientes de la necesidad de protegernos de estos rayos ultravioletas cuando vamos a la playa o a la piscina en verano, pero ¿qué ocurre en invierno o durante el resto del día, cuando no estamos “tomando el sol”? 

El sol incide en cualquier zona expuesta de tu cuerpo incluso cuando caminas por la calle. Los expertos coinciden en que debemos protegernos incluso en invierno. La ropa protege la piel del cuerpo, pero ¿y tu rostro? El frío, el viento, los cambios de temperatura  y la contaminación son también factores muy agresivos para la piel de tu cara. Y debes protegerlo.

Incluir en tu rutina diaria una crema facial hidratante con un spf adecuado a la intensidad del sol y tu tipo de piel es la mejor garantía para evitar la aparición de los signos de envejecimiento en tu cara. 

¿Qué es el SPF y qué indica? Grados de protección.

El SPF (Sun Protection Factor) o FPS en español es el nivel de protección que el protector solar brinda contra los rayos UV. El número indica el grado de protección que ofrece, aunque la diferencia entre ellos no es tan grande como podríamos creer. 

Según la American Cancer Society, ninguna crema solar con spf brinda una protección total. Por tanto, vamos a ver qué grado de protección ofrece cada spf.

  • Cremas con protección solar 100. Filtran aproximadamente el 99% de los rayos UV.
  • Cremas con spf 50. Protegen del 98% de los rayos nocivos del sol
  • Protectores solares con spf 30. Evitan el 97% de los rayos UVB.
  • Cremas con spf 15. Filtran solamente el 93%. La American Cancer Society advierte que este factor protege únicamente de las quemaduras del sol, pero no contra el cáncer y el envejecimiento.

Además, debes tener en cuenta que si te bañas o sudas al hacer deporte deberás volver a aplicar la crema. Las cremas que indican que son resistentes al agua (waterproof) deben indicar los minutos que duran, que pueden ser entre 40 y 80 al nadar o transpirar. Y recuerda que si te secas con una toalla ¡te habrás llevado toda la crema! Así que no olvides volver a aplicártela cada vez.

¿Puedo combinar la crema facial con crema solar con spf?

No solo puedes, sino que debes hacerlo. Las cremas hidratantes con protección solar deberían formar parte de tu rutina diaria en cualquier época del año. Sun Protection Cream y Sun Protection Cream Pro de Toskani son cremas hidratantes con protección solar 50 diseñadas para cualquier tipo de piel (normal, seca y mixta). 

Sun Protection Cream Pro incluye además retinol, una de las formas de vitamina A más potente contra el envejecimiento. El retinol estimula la producción natural de colágeno y acelera la renovación celular, combatiendo las manchas oscuras y las arrugas.

¿Qué hacer en otoño para recuperar la piel dañada por el sol?

Si notas que tu piel ha perdido luminosidad después del verano, los meses de octubre y noviembre son los mejores para regalarte algún tratamiento profesional. Recuerda que después de los tratamientos en cabina, es imprescindible que continúes en casa con una línea de cosméticos que te ayuden a prevenir la deshidratación, la flacidez y la aparición de manchas.

La línea de cosméticos Radiance de Toskani está pensada para ayudarte a prevenir el envejecimiento de tu rostro y prolongar los efectos beneficiosos de los tratamientos en cabina. 

Empieza tu rutina las ampollas Toskani Radiance o el serum Toskani Radiance Mesoserum, según prefieras. Cuando se hayan absorbido, aplícate Radiance Daily Cream o Sun Protection Cream Pro con factores de protección contra los rayos UV. ¡Y no olvides proteger el contorno de ojos con Radiance Eye Contour!

Cómo cuidar tu piel de otras agresiones externas

Como decíamos al principio, la piel de tu rostro recibe las agresiones de otros factores además del sol. La contaminación ambiental y la luz azul de las pantallas agreden también nuestro cutis sin que nos demos cuenta. 

Son responsables también de la aparición prematura de los signos del envejecimiento. Resecan la piel, destruyen el colágeno en la dermis –un efecto parecido al de los rayos UVA- y pueden provocar estrés oxidativo en las células de la piel. 

¿Qué puedes hacer? Además de usar una buena crema hidratante con protección solar y antioxidantes. Las ampollas Anti-Pollution Ampoules de Toskani son un tratamiento intensivo diario con vitaminas A, B3, C y E, conocidas por sus efectos antioxidantes.

Recuerda que la mejor manera de evitar los signos del envejecimiento de la piel de tu rostro es la protección. Además de la crema hidratante con protección solar, cúbrete con un sombrero de ala ancha en verano, busca la sombra entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, cuando los rayos solares son más fuertes y evita las cabinas de bronceado y las lámparas solares.

La piel de tu rostro recibe agresiones a diario. Evita la aparición prematura de manchas y arrugas con una crema hidratante con protección solar.

Qué son las cremas reparadoras de la piel y cuándo usarlas

Cada piel es única, y como tal, merece cuidados específicos, que se adapten completamente a sus propias necesidades. En este sentido, las cremas regeneradoras de la piel actúan restaurando la salud y apariencia de la piel, revitalizándola y regenerándola. 

Si buscas productos para el cuidado de la piel, con ingredientes y formulaciones enfocadas en tratar las afecciones que más te preocupan, no te pierdas este post. Te contamos cómo actúan las cremas regeneradoras de la piel y cómo usarlas de forma correcta para beneficiarte de todas sus propiedades. 

Regeneración de nuestra piel: ralentización y tiempos

¿Sabías que cada día perdemos unas 200 millones de células cutáneas por hora? Esto forma parte de la regeneración de la piel, un proceso natural que conlleva la renovación celular completa. 

En personas jóvenes, el ciclo de regeneración apenas dura de 14 a 21 días. Mientras que, en los adultos de mediana edad, la duración es de 28 días y conforme envejecemos, este ciclo de renovación de la piel se va ralentizando de manera gradual. Hasta que, llegados a los 50 y 60 años, el proceso dura de 60 a 90 días. 

Durante esta fase de renovación, necesaria para mantener la piel limpia, hidratada y tersa, las células que conforman la epidermis se van a transformar mientras ascienden a la superficie, donde terminan desprendiéndose. 

El problema es que cuando la regeneración se ralentiza, es frecuente que aparezcan alteraciones en la piel como sequedad, rugosidad, manchas y flacidez. 

¿Cómo identifico qué tengo que usar una crema regeneradora?

Las cremas regeneradoras de la piel son un producto esencial para el cuidado de la piel, ya que, junto a las hidratantes, completan la rutina de belleza y bienestar de la piel.

La principal ventaja de su uso, es que suelen ser productos ricos en activos con gran capacidad para acelerar los procesos de regeneración. Entre ellos, encontramos ácidos grasos insaturados, aminoácidos esenciales, ácido ferúlico, oligoelementos, factores de crecimiento epidérmico y factores de crecimiento del queratinocito. 

Respecto a cómo saber cuándo usar cremas regeneradoras de la piel, lo cierto es que, a partir de los 30 años, todas las pieles se beneficiarán de su aplicación. Un momento especialmente idóneo para el uso de estas cremas es después del verano, ya que la piel está dañada por la radiación solar y necesita un mayor aporte de ingredientes activos para nutrir las células, acelerar y mejorar los procesos naturales de regeneración. 

¿Es mejor que una crema lifting o antiedad global?

Las cremas regeneradoras de la piel no son ni mejores, ni peores, que las cremas lifting o antiedad global. Se trata de un producto que ayuda en el proceso de regeneración que todas las pieles deben llevar a cabo, por lo que es complementario con estas, y otras cremas enfocadas a tratar problemas más concretos. 

Y es que, mientras que una crema regeneradora renueva la piel dañada y mejora su salud general, una antiedad mejora la firmeza de la piel y combate los signos visibles del envejecimiento. 

¿Cómo y cuándo debo aplicar la crema regeneradora de la piel?

Para responder a la pregunta de con qué frecuencia usar crema regeneradora de la piel, y cómo hacerlo de manera adecuada, primero es importante conocer las necesidades individuales de cada tipo de piel. 

Por ejemplo, en pieles secas, o muy secas, se recomienda aplicar cremas regeneradoras de la piel mañanas y noches. Mientras que, en pieles mixtas y grasas, será suficiente con aplicarlas por las noches, cuando la regeneración celular de la piel está más activa. 

Desde Toskani recomendamos: 

  • Limpiar bien la piel antes de aplicar una crema regeneradora para eliminar el maquillaje, la suciedad y el exceso de grasa. 
  • En el caso de usar un tónico facial, aplicarlo después de limpiar tu piel para equilibrar el pH y prepararla para la absorción de los ingredientes de la crema. Después del tónico, puedes añadir contorno de ojos y sérum.
  • Tomar una pequeña cantidad de crema regeneradora y aplicarla suavemente sobre la piel limpia y seca. Puedes distribuir el producto uniformemente sobre el rostro, el cuello y el escote, evitando el área sensible alrededor de los ojos, a menos que el producto esté específicamente formulado para esa área.
  • Realizar movimientos suaves y circulares con las yemas de los dedos para masajear la crema en la piel. Esto puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea y la absorción de los ingredientes activos.
  • Aplicar la crema hidratante adicional después de la crema regeneradora para sellar la humedad y proporcionar una capa protectora adicional.

En cualquier caso, lo más importante es seguir las instrucciones específicas del producto y ajustar tu rutina de cuidado de la piel según tus necesidades particulares. 

Cómo se hace un peeling facial

El peeling facial es uno de los mejores tratamientos que pueden aplicarse sobre el rostro, ya que combina funciones de cuidado y protección, con otras relativas al antienvejecimiento. Es un tándem perfecto que, con los productos de Toskani adecuados y un servicio profesional, ofrece resultados extraordinarios.

Esto ha incentivado la popularidad del tratamiento, sin embargo requiere de una cuidadosa aplicación, por lo que no es tan conocido cómo se hace un peeling facial.

Desde Toskani explicamos, paso a paso, cómo se aplica un peeling facial y todos los factores que debes tener en cuenta para aprovechar al máximo sus posibilidades.

¿Qué es un peeling facial?

El peeling facial consiste en un tratamiento estético no invasivo. Se basa en aplicar una solución química sobre la piel, cuyas funciones principales son exfoliar y renovar sus capas superficiales.

Con un peeling facial lo que se busca sobre todo es mejorar la apariencia del rostro, sobre todo si se quiere actuar de forma específica sobre manchas, arrugas finas y elementos similares.

Sin embargo, aparte de estos objetivos, el tratamiento puede ofrecer muchos más beneficios, que lo convierten en un “todo en uno” del cuidado facial:

  • Elimina de forma efectiva las células muertas y las impurezas presentes en la piel.
  • Estimula la producción de colágeno y de elastina.
  • Estimula la renovación celular.
  • Mejora la apariencia general de la piel.
  • Actúa contra marcas en la piel, desde manchas solares hasta las provocadas por el acné y muchas más.

Tipos de peelings faciales

El proceso exacto de cómo se hace un peeling facial depende de los productos utilizados y las herramientas que se aprovechen en su aplicación. En función de estas variables podemos distinguir los distintos tipos de tratamiento disponibles:

Peeling facial químico

Se basa en la aplicación de distintos ácidos sobre la piel, para actuar contra las células muertas e incentivar la regeneración celular. Variando el tipo de ácido y su concentración, es posible obtener mayor o menor intensidad en el tratamiento.

Peeling facial mecánico

Consiste en el aprovechamiento de dispositivos mecánicos para una limpieza profunda de la piel y mejorar su apariencia. Es más recomendable en pacientes que tienen una piel muy sensible o que presentan pequeñas patologías cutáneas, ya que por lo general sus efectos duran menos que con el peeling facial químico.

Peeling facial con láser

Este tratamiento aprovecha un láser de baja intensidad, que actúa sobre las imperfecciones en la piel y estimula el crecimiento de nuevas células.

¿En qué casos se recomienda un peeling facial?

Hay que valorar el peeling facial como un tratamiento óptimo para el cuidado general de la piel. Por tanto, en principio es una excelente elección para quien desea mejorar la textura y la apariencia del rostro, con un efecto exfoliante y rejuvenecedor que se nota en poco tiempo.

Pero además hay casos específicos en los que el tratamiento es más recomendable:

  • Para corregir o eliminar todo tipo de imperfecciones en la piel.
  • Para actuar sobre las cicatrices y marcas provocadas por el acné y otras causas.
  • Para eliminar o reducir la presencia de manchas solares.
  • Para reducir arrugas finas y otros signos de envejecimiento.

Cómo hacer un peeling facial correctamente

Describimos a continuación cómo se hace un peeling facial paso a paso, centrándonos en la modalidad de peeling químico, que es la que ofrece resultados más notables y duraderos.

Estudio de la piel

En el peeling facial resulta básico estudiar la piel del paciente, para identificar qué tipo de ácidos se pueden aplicar sin riesgo a que se produzca una reacción alérgica y que, además, permitan obtener los mejores resultados.

Preparación de la piel

Este tratamiento se aplica sobre la piel del rostro completamente limpia. La limpieza puede realizarse en los momentos previos al peeling, aunque en algunos casos también puede ser recomendable aprovechar distintos productos durante los días previos.

Aplicación del peeling facial

El ácido que se aprovecha en el peeling facial se aplica de forma directa sobre la piel, con suaves masajes en círculos que estimulen su plena acción.

Durante este proceso es posible que el paciente note una pequeña sensación de picor o de ardor. Es algo normal, ya que se están exfoliando las capas superficiales de la piel y estimulando la renovación celular.

En todo caso, es imprescindible garantizar que se aprovecha el tipo de ácido adecuado para su piel y con la concentración óptima de sus componentes.

Retirada del producto

Una sesión de peeling facial tiene una duración diferente en función del producto y de la piel sobre la que se aplica. Puede variar de unos minutos a media hora. Tras el tiempo oportuno, se retira el producto con agua fría sobre el rostro.

Cuidado de la piel

Tras el peeling facial es recomendable el uso de productos calmantes y humectantes, que ayuden a reducir la inflamación y a proteger el rostro de factores externos, como los rayos ultravioleta. En todo caso, se debe recomendar al paciente evitar la exposición directa al sol.

Una vez se aplica el tratamiento, la piel pasa por un proceso de descamación y posterior renovación, que puede durar de unos días a varias semanas. También es posible que se requieran varias sesiones para conseguir los resultados deseados, dependiendo de las características de la piel.

Qué va antes, ¿el sérum o la crema?

En la búsqueda de una piel saludable y radiante, el uso de productos de cuidado facial se ha convertido en una parte esencial de nuestra rutina diaria. Entre estos productos, el sérum y la crema facial ocupan un lugar destacado, ya que ofrecen beneficios específicos para abordar una variedad de preocupaciones cutáneas. Sin embargo, a menudo surge una pregunta clave en la mente de quienes buscan una rutina de cuidado efectiva: ¿qué va antes, el sérum o la crema? Te damos la respuesta. 

Diferencias entre el sérum y la crema facial

A la hora de cuidar nuestra piel, es esencial entender la función de los diferentes productos disponibles en el mercado. Dos de los más comunes y efectivos son el sérum y la crema facial. Ambos tienen sus propias características, ingredientes, beneficios y modo de aplicación. 

¿Por qué se debe seguir un orden de aplicación?

Debes saber que en este caso, el orden de los factores sí altera el producto. Es fundamental seguir un orden de aplicación, ya que de no hacerlo estarás reduciendo la eficacia de los productos y de sus componentes. Cada uno de ellos está diseñado para realizar funciones específicas en el cuidado de la piel, y aplicarlos en el orden adecuado puede marcar la diferencia en los resultados que obtendremos.

¿El sérum se pone antes o después de la crema?

Ya hemos adelantado la respuesta al dilema, ¿qué va antes el sérum o la crema? En general, el sérum se debe aplicar antes de la crema facial. El sérum es una fórmula más ligera y concentrada que contiene ingredientes activos específicos, como antioxidantes, ácido hialurónico o vitamina C, destinados a tratar problemas particulares de la piel, como arrugas, manchas o deshidratación. Aplicar el sérum primero permite que estos ingredientes penetren profundamente en la piel y actúen de manera más efectiva.

¿Se deben aplicar ambos siempre?

Si bien tanto el sérum como la crema facial pueden ser beneficiosos para la piel, no siempre es necesario utilizar ambos en la misma rutina. La elección de si aplicar uno u otro, o ambos, depende en gran medida de las necesidades individuales de la piel y de los objetivos específicos de cuidado. Por ejemplo, si tienes la piel grasa, es posible que prefieras utilizar un sérum ligero sin necesidad de una crema facial adicional. Por otro lado, si buscas una hidratación intensa y duradera, combinar un sérum con una crema puede ser la mejor opción.  Como siempre te recomendamos que te pongas en manos de un experto que sepa identificar tu tipo de piel y sus posibles tratamientos sus necesidades. 

¿Para qué sirve el colágeno en la piel?

La piel es uno de los órganos más visibles y notables de nuestro cuerpo, y su salud y apariencia son de gran importancia. En este contexto, el colágeno emerge como una palabra clave fundamental cuando se trata de entender cómo mantener la piel joven, radiante y saludable. Pero, ¿qué es?, ¿para qué sirve el colágeno?, ¿qué aporta a nuestra piel?, y ¿cuáles son sus principales aplicaciones? Si quieres descubrir las respuestas quédate con nosotros.

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una proteína fundamental que se encuentra en la piel, así como en todo el cuerpo humano. Es conocida como la proteína de la juventud debido a su papel esencial en mantener la piel firme, elástica y saludable. El colágeno forma parte de la estructura de la piel, los tendones, los huesos, los cartílagos y otros tejidos conectivos. En el contexto de la piel, el colágeno desempeña un papel crucial en su apariencia y función.

5 propiedades del colágeno en la piel

Por algo se conoce al colágeno como la proteína de la juventud. Y es que, entre los beneficios que ésta aporta a la piel, el órgano más grande del cuerpo humano, destacan: 

  • Elasticidad: El colágeno proporciona a la piel su elasticidad natural, lo que permite que esta se estire y se recupere sin dejar arrugas ni flacidez. A medida que envejecemos, la producción de colágeno disminuye, lo que conduce a la pérdida de elasticidad y la formación de arrugas.
  • Hidratación: El colágeno también actúa como una esponja que retiene la humedad en la piel. Esto ayuda a mantenerla hidratada, suave y radiante. Una piel bien hidratada es menos propensa a la sequedad y las asperezas.
  • Firmeza: Una de las principales funciones del colágeno es proporcionar firmeza a la piel. Ayuda a mantenerla tersa y prevenir la flacidez, lo que contribuye a una apariencia juvenil y saludable.
  • Cicatrización: El colágeno es esencial en el proceso de cicatrización de heridas y lesiones en la piel. Ayuda a reconstruir el tejido dañado y a minimizar la apariencia de cicatrices.
  • Protección: Además de mejorar la apariencia de la piel, el colágeno también actúa como una barrera protectora contra factores ambientales dañinos, como los rayos UV, la contaminación y los radicales libres. Esto contribuye a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

¿Cómo se puede aplicar el colágeno?

Una vez hemos descubierto para qué sirve el colágeno, abordamos sus diferentes usos y aplicaciones. Existen varias formas de aprovechar los beneficios del colágeno para la piel:

  • Suplementos de colágeno: Los suplementos de colágeno en forma de polvo, cápsulas o líquidos pueden tomarse oralmente para estimular la producción de colágeno en el cuerpo y mejorar la salud de la piel desde adentro.
  • Cremas y sueros: También se pueden aplicar productos tópicos ricos en colágeno directamente sobre la piel. Estos productos ayudan a hidratar y revitalizar la piel, reducir arrugas y mejorar la elasticidad.
  • Alimentación equilibrada: Mantener una dieta rica en nutrientes esenciales como vitamina C, zinc y aminoácidos, que son importantes para la producción de colágeno, puede contribuir a mantener una piel saludable y joven.
  • Tratamientos médicos: En algunos casos, los procedimientos médicos como la terapia con láser, los rellenos dérmicos a base de colágeno o las microagujas pueden utilizarse para estimular la producción de colágeno y mejorar la apariencia de la piel.

En resumen, el colágeno es una proteína esencial para la salud y la apariencia de la piel. El colágeno sirve para aportar firmeza, elasticidad e hidratación. Su aplicación adecuada, tanto a través de productos tópicos como de la alimentación y los suplementos, puede ayudar a mantener una piel radiante y juvenil a lo largo del tiempo.

Ingredientes activos hidratantes: todo lo que necesitas saber

La hidratación de la piel es esencial para mantenerla saludable y radiante. Uno de los elementos clave en la búsqueda de una piel bien hidratada son los ingredientes activos hidratantes. En este artículo, exploraremos qué son los ingredientes activos hidratantes, cuáles son los principales y cómo elegir el ingrediente activo hidratante adecuado.

¿Qué son los ingredientes activos?

Los ingredientes activos son sustancias químicas con propiedades específicas que pueden beneficiar la piel de diversas maneras. En el contexto de la hidratación de la piel, los ingredientes activos hidratantes son compuestos diseñados para retener y mejorar la humedad de la piel. Estos ingredientes desempeñan un papel fundamental en la lucha contra la sequedad y la deshidratación cutánea, evitando la pérdida de agua transepidérmica.

¿Cuáles son los principales ingredientes activos hidratantes?

Como ya hemos visto, la hidratación es clave para mantener la piel joven. Entre los ingredientes y activos hidratantes figuran:

1. Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es capaz de retener una gran cantidad de agua, lo que ayuda a mantener la piel hidratada y con aspecto juvenil. Se encuentra naturalmente en la piel, pero su producción disminuye con la edad.

2. Glicerina

La glicerina es otro componente esencial en los productos hidratantes. Actúa como humectante, atrayendo y reteniendo la humedad en la piel, lo que la mantiene suave y flexible.

3. Pantenol (provitamina B5)

El pantenol es conocido por su capacidad para fortalecer la barrera cutánea y retener la humedad. También tiene propiedades calmantes que pueden ayudar a reducir la irritación y el enrojecimiento de la piel.

4. Urea

La urea es un humectante eficaz que ayuda a retener el agua en la piel y a mejorar la hidratación. También tiene propiedades exfoliantes suaves que pueden eliminar las células muertas de la piel.

5. Ceramidas

Las ceramidas son lípidos que se encuentran en la piel de forma natural y cuya función es unir las células para evitar la sequedad de los tejidos. Además, estos lípidos son esenciales para garantizar la barrera de la piel y mantenerla hidratada.

Cómo elegir el ingrediente activo hidratante adecuado

Elegir el ingrediente activo hidratante adecuado para tu piel puede marcar la diferencia en tu rutina de cuidado facial. Aquí hay algunos pasos para ayudarte a tomar la decisión correcta:

1. Conoce tu tipo de piel

Antes de elegir un ingrediente activo hidratante es importante conocer tu tipo de piel. ¿Tienes la piel seca, grasa o mixta? Esto te ayudará a seleccionar un producto que se adapte a tus necesidades específicas.

2. Investiga los ingredientes

Investiga los productos que contienen los ingredientes activos hidratantes mencionados anteriormente y verifica si son adecuados para tu tipo de piel. Lee las etiquetas para encontrar el producto que mejor se adapte a tus necesidades.

3. Prueba y ajusta

Realiza pruebas de parche en tu piel antes de aplicar cualquier producto nuevo en todo el rostro. Esto te ayudará a determinar si tu piel tolera bien el ingrediente activo hidratante. Ajusta tu rutina según sea necesario.

4. Asesórate con un/a profesional

Es importante que el cuidado y salud de tu piel estén en manos de un/a profesional que sepa cómo es tu piel y que cuidados o tratamientos necesita. 

En resumen, los ingredientes activos hidratantes desempeñan un papel esencial en el cuidado de la piel y pueden ayudarte a mantener una piel sana y bien hidratada. Conociendo tus necesidades específicas y eligiendo los ingredientes adecuados, puedes lograr una piel radiante y saludable. ¡No subestimes el poder de los ingredientes activos hidratantes en tu rutina de cuidado de la piel!

Tipos de ácidos para la piel: guía útil-Toskani

Los ácidos son una parte esencial de la cosmética, especialmente cuando se trata de cuidar la salud y apariencia de la piel. A continuación, exploraremos los diferentes tipos de ácidos para la piel, sus funciones, para qué sirven y los beneficios que ofrecen. Si estás buscando información sobre cómo mejorar la salud de tu piel, con Toskani estás en el lugar adecuado.

¿Qué se entiende por ácido en cosmética?

Antes de adentrarnos en los tipos de ácidos para la piel, es importante entender qué se entiende por “ácido” en cosmética. En este contexto, los ácidos son compuestos químicos que pueden tener propiedades exfoliantes, hidratantes, o ambos, dependiendo del tipo de ácido. Estos ácidos son utilizados en productos para el cuidado de la piel con el objetivo de tratar problemas específicos como el acné, la hiperpigmentación, las arrugas y la sequedad.

Tipos de ácidos para la piel, ¿cuáles son sus funciones?

Existen numerosos tipos de ácidos para la piel, cada uno con sus propias funciones y beneficios:

Ácido Salicílico

El ácido salicílico es ampliamente conocido por sus propiedades exfoliantes y su capacidad para penetrar en los poros, lo que lo convierte en un ingrediente efectivo para tratar el acné y los puntos negros. También ayuda a reducir la inflamación y a mejorar la textura de la piel. Además, el ácido salicílico puede ser beneficioso para personas con pieles grasas o propensas al acné, ya que controla la producción de sebo.

Ácido Glicólico

El ácido glicólico es un ácido alfa hidroxiácido (AHA) conocido por su capacidad para exfoliar la capa superior de la piel. Esto ayuda a eliminar las células muertas de la piel, mejorando la apariencia de la piel opaca y favoreciendo la renovación celular. El ácido glicólico también puede reducir la apariencia de arrugas y líneas finas, así como suavizar la textura de la piel. Es ideal para quienes buscan una piel más joven y radiante.

Ácido Láctico

El ácido láctico es conocido por sus capacidades para alisar e iluminar la piel y atenuar las arrugas. Al tener mayor tamaño de moléculas que otros ácidos es el mas indicado para las pieles mas sensibles ya que realiza una menor penetración. 

Ácido Mandelico 

Este acido tiene la mayor estructura respecto a los otros alfa-hidroxiácidos, por tanto, es el menos agresivo y el mejor tolerado de todos, ya que penetra en la piel más lentamente y a menor profundidad. Gracias a su composición ofrece un efecto antibacteriano, atenúa la pigmentación irregular y mejora la luminosidad de la piel 

Ácido Hialurónico

A diferencia del resto de ácidos, el ácido hialurónico es conocido por sus propiedades hidratantes. Este ácido es capaz de retener grandes cantidades de agua, lo que significa que puede proporcionar una hidratación intensa a la piel. Al mantener la piel hidratada, el ácido hialurónico puede ayudar a reducir la apariencia de líneas finas y arrugas, así como a mejorar la elasticidad de la piel. Es un ingrediente esencial para quienes buscan una piel suave y bien hidratada.

En definitiva, los tipos de ácidos para la piel desempeñan un papel crucial en el cuidado de la piel y pueden abordar una variedad de preocupaciones, desde el acné hasta el envejecimiento. Sin embargo, es importante recordar que no todos los ácidos son adecuados para todos los tipos de piel, por lo que es recomendable consultar a un dermatólogo o profesional de la piel antes de incorporar productos con ácidos a tu rutina de cuidado de la piel. Con la orientación adecuada, puedes aprovechar al máximo los beneficios de estos poderosos ingredientes.

¿Qué son los péptidos? Beneficios para la piel

En el fascinante mundo del cuidado de la piel, los péptidos se han convertido en un componente clave en numerosos procedimientos dermatológicos. Estos compuestos, formados por cadenas cortas de aminoácidos, actúan como los bloques de construcción fundamentales de las proteínas en la piel. Su presencia en productos para el cuidado de la piel ha revolucionado las rutinas de belleza debido a sus beneficios notables. En este artículo, explicaremos qué son los péptidos, así como sus propiedades, ventajas y aplicaciones en procedimientos faciales.

¿Qué son los péptidos?

Los péptidos son moléculas pequeñas y poderosas que tienen la capacidad de desencadenar una serie de procesos beneficiosos. Al ser fragmentos de proteínas, desempeñan un papel esencial en la regeneración y el mantenimiento de una piel saludable.

Estos pequeños gigantes, trabajan en armonía con las células de la piel, comunicando instrucciones precisas para llevar a cabo diversas funciones. Algunos péptidos actúan como señales para impulsar la producción de colágeno, vital para la elasticidad y firmeza de la piel, mientras que otros tienen habilidades antioxidantes, protegiendo la piel de los estragos causados por los radicales libres y el estrés ambiental.

Los péptidos son reconocidos por su capacidad para ayudar a reducir la apariencia de arrugas, líneas finas y flacidez al promover la regeneración celular y mejorar la estructura de soporte de la piel. Además, su presencia en los productos de cuidado de la piel puede resultar fundamental para fortalecer la barrera cutánea, lo que significa una piel más resistente a los factores externos que la dañan.

Tipos de péptidos

Los péptidos vienen en diversas formas y funciones, cada uno con un papel específico en el cuidado de la piel. Los péptidos señalizadores, por ejemplo, actúan como mensajeros, facilitando  la producción de colágeno, esencial para mantener la elasticidad y firmeza de la piel. Los péptidos transportadores, por otro lado, facilitan la entrega de ingredientes beneficiosos a en la piel, mejorando su efectividad.

¿Qué aportan los péptidos a la piel?

Los beneficios de los péptidos en la piel son variados y notables. Uno de los más destacados es su capacidad para favorecer la producción de colágeno, lo que conlleva a una piel más firme y elástica, reduciendo la apariencia de líneas finas y arrugas. Además, algunos péptidos tienen propiedades antioxidantes, protegiendo la piel del daño causado por los radicales libres, lo que contribuye a un aspecto más juvenil y saludable.

¿En qué casos se aconseja su uso?

El uso de péptidos es beneficioso para una amplia gama de personas y situaciones. Aquellos que buscan prevenir o atenuar los signos visibles del envejecimiento, como arrugas y flacidez, pueden encontrar en los péptidos una solución efectiva. Además, para quienes desean mejorar la firmeza y elasticidad de su piel, incorporar productos con péptidos en su rutina de cuidado facial puede ser altamente beneficioso.

En casos de piel dañada por el sol o con signos de estrés oxidativo, los péptidos antioxidantes pueden ayudar a reparar y rejuvenecer la piel, restaurando su vitalidad y luminosidad natural.

Los péptidos ofrecen una alternativa prometedora para mejorar la apariencia de la piel, ya sea como un componente clave en cremas hidratantes, sueros o procedimientos más específicos. Sin embargo, es importante consultar con un profesional del cuidado de la piel para determinar el tipo de péptido más adecuado y su concentración ideal según las necesidades individuales.

Los péptidos son una herramienta innovadora y efectiva en el cuidado de la piel, ofreciendo una variedad de beneficios que van desde la activación del colágeno hasta la protección contra los signos del envejecimiento y el daño ambiental. Integrar productos con péptidos en la rutina de cuidado facial puede marcar una diferencia notable en la salud y aspecto general de la piel.

Cómo hacer una rutina de skincare personalizada

En el apasionante mundo del cuidado de la piel, el término “skincare” abarca mucho más que simplemente aplicar productos. Implica un proceso meticuloso y personalizado para mantener la piel sana, radiante y en equilibrio. Para adentrarnos en este viaje de belleza y salud, es fundamental comprender qué implica realmente el skincare. En este artículo, explicaremos  cómo crear una rutina de skincare personalizada efectiva y daremos algunos consejos y pasos simples para cuidar la piel con productos de cosmética profesional.

¿Qué significa skincare?

El skincare va más allá de una serie de productos; es un ritual que busca mantener la salud y la apariencia de la piel. Implica el uso de productos específicos, adaptados a las necesidades únicas de cada tipo de piel y sus condiciones. Desde limpiadores hasta serums y protectores solares, cada elemento se selecciona cuidadosamente para crear una rutina que proporcione hidratación, nutrición, y protección contra los factores ambientales y el envejecimiento.

¿Cómo debe ser una rutina de skincare?

Una rutina de skincare efectiva comienza por comprender tu tipo de piel. Identificar si es grasa, seca, normal o mixta es crucial para elegir los productos adecuados. Además, es importante considerar factores como la edad, condiciones cutáneas específicas y el entorno en el que vives. La constancia es la clave; realizar la rutina tanto por la mañana como por la noche es ideal para mantener una piel saludable y radiante.

Orden para hacer una rutina facial paso a paso

En función del tipo de piel, es importante elegir los productos adecuados y aplicarlos siguiendo una determinada rutina. Descubrir el orden adecuado para tu rutina facial es como seguir las notas de una sinfonía: cada paso armoniza con el siguiente para crear una composición de cuidado perfecta para tu piel. Estos son los pasos a seguir para una rutina de skincare personalizada

  1. Limpieza

La base de toda rutina de skincare es la limpieza. Utiliza un limpiador suave adaptado a tu tipo de piel para eliminar impurezas, restos de maquillaje y exceso de grasa, sin dañar la barrera natural de la piel.

  1. Exfoliación

La exfoliación es fundamental para eliminar las células muertas y promover la renovación celular. Hazlo de manera suave, evitando irritar la piel. Esto permite una mejor absorción de los productos subsiguientes.

  1. Hidratación

La hidratación es esencial para todos los tipos de piel. Utiliza un suero o crema hidratante que se ajuste a las necesidades de tu piel para mantenerla nutrida y protegida.

  1. Tratamientos específicos

Aquí es donde entran en juego productos específicos como sueros para combatir el acné, las arrugas o las manchas. Aplica estos tratamientos después de la hidratación para aprovechar al máximo sus beneficios.

  1. Protección solar

Incluso en días nublados, la protección solar es imprescindible. Aplica un protector solar con un factor adecuado para proteger tu piel de los dañinos rayos UV.

¿Qué no puede faltar en tu skincare?

En una rutina de skincare personalizada, los productos de calidad son la piedra angular. Desde limpiadores suaves hasta serums con ingredientes poderosos como el ácido hialurónico, la vitamina C o los péptidos, cada elemento cumple un propósito específico para mejorar la salud y la apariencia de la piel. En este sentido, destacan productos como la Radiance Daily Cream, que aporta ligereza y luminosidad, el Purifying Intensive Serum, para controlar y prevenir lesiones de acné, o el Polivitamin BCAE, una solución rica en vitaminas A,C,E y del grupo B. 

Los productos de Toskani ofrecen una gama completa de soluciones médico-farmacéuticas que se adaptan a diversas necesidades cutáneas. Desde sus serums rejuvenecedores, como el Unique Pro Advanced Serum, hasta sus cremas hidratantes con efecto reparador, como la Night Reverse cream, cada producto se formula cuidadosamente para ofrecer resultados efectivos y visibles.
Una rutina de skincare efectiva y personalizada implica comprender tu piel, elegir productos de calidad adaptados a tus necesidades y seguir un proceso consistente. Con el cuidado adecuado y productos de calidad como los ofrecidos por Toskani, puedes lograr una piel saludable, radiante y envidiable.

¿Para qué sirve el retinol? Beneficios y usos

El cuidado de la piel es una búsqueda constante de productos y procedimientos que ofrezcan resultados efectivos y duraderos. En este viaje, el retinol ha emergido como un ingrediente estrella, ampliamente reconocido por su capacidad para transformar la piel y mejorar su salud en múltiples aspectos. En este artículo, explicaremos cómo el retinol puede transformar la piel y destacaremos algunos de sus numerosos beneficios y usos en procedimientos de cabina.

¿Qué es el retinol y para qué sirve?

El retinol, aunque reconocido y popular, es solo uno de los integrantes destacados de una familia más amplia conocida como retinoides. Esta categoría engloba una diversidad de compuestos derivados de la vitamina A, algunos disponibles para el público en general, mientras que otros requieren prescripción dermatológica para su adquisición.

Dentro de los retinoides accesibles al público, se encuentran el retinol, reconocido por su eficacia, y el retinaldehído, considerado más potente y más tolerante a la piel. Estos componentes, presentes en diversos productos cosméticos y cosmecéuticos, varían en su pureza y concentración, influyendo en su capacidad para abordar diferentes preocupaciones de la piel. Por otro lado, los retinoides prescritos por dermatólogos son formulados especialmente en farmacias, ofreciendo concentraciones y fórmulas más específicas para necesidades dermatológicas particulares.

Debido a los efectos que consigue el retinol en la piel, es un ingrediente que se incluye en muchos cosméticos destinados a combatir los signos de la edad y el fotoenvejecimiento. Este compuesto es un poderoso ingrediente contra el envejecimiento gracias a su función antioxidante, que evita que las células envejezcan de forma prematura combatiendo así los radicales libres. También estimula la producción de colágeno, ayuda a la piel a estar más uniforme, sin manchas y con un aspecto más joven.

¿Cuándo se recomienda su aplicación?

La aplicación de retinol se recomienda principalmente en la rutina nocturna de cuidado facial. Dado que puede aumentar la sensibilidad de la piel a la luz solar, es preferible utilizarlo por la noche para permitir que actúe mientras descansas, evitando así posibles reacciones con la exposición al sol.

Consejos para la aplicación de retinol

El retinol, por su eficacia y potencia, requiere una aplicación cuidadosa para maximizar sus beneficios y minimizar posibles efectos secundarios. Aquí te ofrecemos consejos prácticos para incorporar este ingrediente en tu rutina de cuidado facial de manera efectiva y segura:

  • Introduce gradualmente el retinol: Comienza con una concentración baja e incrementa la frecuencia de uso conforme tu piel se adapte. Esto reduce las posibilidades de irritación.
  • Usa protector solar durante el día: Debido a la sensibilidad que puede generar el retinol, es crucial proteger la piel con un buen protector solar diariamente.
  • Hidratación adicional: Acompaña el uso de retinol con productos hidratantes para contrarrestar posibles efectos secundarios como sequedad o descamación.

Beneficios del retinol en la piel y derivados del retinol

Son muchos los beneficios que aporta el retinol en la piel y gracias a los últimos avances científicos se han podido desarrollar alternativas al retinol  con efectos y eficacia equivalente, pero evitando las desventajas de este ingrediente como la irritación o la fotosensibilidad y siendo apto para pieles sensibles. Un ejemplo es la gama de sérum y crema RETIN Pro Age de Toskani, que utiliza un complejo Retinol like. Algunos de sus beneficios son:

  • Tratamiento de arrugas: El retinol estimula la producción de colágeno, reduciendo la apariencia de líneas finas y arrugas, proporcionando una piel más firme y joven.
  • Atenuación de manchas: Gracias a su efecto renovador ayuda a desvanecer manchas oscuras, hiperpigmentación y ,marcas, logrando una piel más uniforme y radiante.
  • Mejora general del aspecto de la piel: Reduce poros dilatados, controla el exceso de grasa y mejora la textura de la piel, dejándola más suave y uniforme.
  • Efecto lifting: Genera una segunda piel biomimética.  Esta capa proporciona un efecto lifting inmediato y protege la piel de los factores externos.
  • SOD. El retinol es un aliado valioso en tratamientos de cabina, transformando la piel y brindando resultados notables en la apariencia y salud cutánea.

El retinol es realmente un ingrediente multifacético que ofrece una amplia gama de beneficios para la piel. ¡Explorar el mundo del retinol es adentrarse en una revolución para la piel! Estos consejos, aplicados con sabiduría, te ayudarán a sacar el máximo provecho de este potente aliado dermatológico, brindándote una piel radiante y saludable.

4 tratamientos para eliminar las estrías blancas que funcionan

¿Las estrías blancas se pueden eliminar? La respuesta es SÍ. Quizá no al 100%, pero podrás ver tu piel de nuevo tersa y sin las cicatrices blancas en el abdomen o los glúteos que tanto te preocupan. Las clínicas de medicina estética ofrecen un abanico de tratamientos para las estrías blancas que funcionan. ¿Quieres saber qué puedes hacer para reducir las estrías blancas? 

¿Qué te explicamos en este artículo?

  • ¿Qué son las estrías blancas y por qué aparecen?
  • El mejor tratamiento contra las estrías blancas
  • ¿Qué tratamientos eliminan las estrías blancas? 
  • Productos para eliminar las estrías blancas. 

¿Qué son las estrías blancas y por qué aparecen?

Las estrías blancas son cicatrices que aparecen en la piel cuando se rompen las fibras de colágeno por un estiramiento repentino. Los embarazos, la lactancia, las variaciones de peso repentinas o la pubertad son momentos críticos para que aparezcan estrías en el abdomen, los muslos, las caderas o en el pecho. 

Las estrías empiezan siendo de color rojizo o morado, como marcas sinuosas en la piel. Estas son las más fáciles de tratar, ya que el color rojizo indica que los vasos sanguíneos todavía están presentes en el tejido. Cuando cambian a color blanco significa que el tejido ya ha cicatrizado y el tratamiento para eliminar las estrías será más difícil. Pero no imposible.

El mejor tratamiento contra las estrías blancas

El mejor tratamiento contra las estrías blancas es la prevención. Es importante cuidar bien la alimentación, hidratarse tanto por dentro como por fuera, con buenas cremas para la prevención de estrías, especialmente en el embarazo o en la pubertad.

¿Quieres saber más sobre todo lo que puedes hacer para prevenir la aparición de estrías? Descúbrelo en el artículo “Mejor tratamiento para quitar las estrías: la prevención” .

¿Qué tratamientos eliminan las estrías blancas?

Las estrías blancas no se pueden eliminar al 100%, pero sí se pueden suavizar e integrar en tu tono de piel. Los tratamientos para las estrías blancas con mejores resultados y sin pasar por el quirófano los encontrarás en las clínicas estéticas. Según la extensión y profundidad de las cicatrices, el centro valorará cuál es el mejor tratamiento para tus estrías blancas para que puedas obtener resultados satisfactorios.

1. Exfoliación

La exfoliación regular elimina el exceso de piel muerta de la estría blanca y renueva el tejido cutáneo. Iniciar cualquier tratamiento con una buena exfoliación mejorará los resultados. Reducir la capa de tejido muerto  ayuda a que los tratamientos penetren a mayor profundidad y con mayor rapidez.

2. Microdermoabrasión

Es un tratamiento contra las estrías blancas  totalmente indoloro. Es un sistema para rebajar la cicatriz y estimular la piel para que produzca fibras de colágeno y elastina. Deben realizarse varias sesiones para ver los resultados.

Es un procedimiento que no garantiza la eliminación completa de las estrías blancas, ya que va a depender de la severidad de las cicatrices.

3. Mesoterapia de micropunción

La mesoterapia de micropunción es un tratamiento muy indicado para las estrías blancas, además de reparar otro tipo de cicatrices como manchas solares, cicatrices del acné y poros dilatados.

Consiste en microperforaciones en la piel, prácticamente indoloras, que abren pequeños canales en la dermis para facilitar la penetración y absorción de los principios activos que se aplican. En el tratamiento contra las estrías blancas se infiltran péptidos, factores de crecimiento, vitaminas, silicio orgánico y ácido hialurónico, nutrientes básicos para la regeneración de la piel.

4. Tratamiento de las estrías blancas con láser

El tratamiento con láser calienta la superficie de la piel donde se encuentra la estría, estimulando la producción de colágeno y elastina. Es un tratamiento efectivo ya que penetra en las capas profundas de la piel (dermis) 

A partir de las primeras sesiones notarás que la piel recupera su tono y firmeza y desaparece la estría superficial. El tratamiento con láser continúa su trabajo en los meses siguientes regenerando las capas más profundas de la piel gracias a la estimulación del colágeno y la elastina.

Las clínicas de medicina estética pueden ofrecer dos tipos de tratamiento para las estrías blancas con láser:

  • Láser fraccionado no ablativo: Es más suave, respeta la superficie de la piel y evita quemaduras y posibles costras.
  • Láser fraccionado ablativo: Es más potente y está indicado en estrías muy profundas que requieren mayor esfuerzo para poder paliarlas.

Como siempre se nota una ligera molestia, se suele aplicar anestesia tópica antes de las sesiones con láser para el tratamiento de las estrías blancas. La piel queda enrojecida durante unas horas.

Productos para eliminar las estrías blancas.

Los productos para eliminar las estrías funcionan de maravilla cuando las estrías empiezan a aparecer. Los productos para eliminar las estrías blancas no existen, pero puedes actuar antes de que el tejido esté dañado en profundidad.

Si notas que han empezado a aparecer las marcas rojas de las estrías, las cremas específicas como Repairing Gel de Toskani te ayudarán no solo a prevenir, sino a reparar los daños en tu piel. Su fórmula, compuesta por productos naturales como la vitamina C, la Centella asiática, el colágeno y la elastina, está diseñada para reparar el flujo sanguíneo y favorecer la elasticidad de la piel. 

Además te ayudarán a hidratar y regenerar la piel después del tratamiento contra las estrías blancas. Consulta siempre con tu médico antes de aplicar algún producto tópico.

Las estrías blancas se pueden eliminar con tratamientos en clínicas de estética más o menos intensos según la profundidad de las estrías.

Artículos relacionados